lunes, 6 de julio de 2009

HASTA SIEMPRE CLOTI



Hoy no voy a hablar de muñecas, ni vestidos. Aunque sea una entrada triste, quiero despedirme de mi gata:


Hace trece años, el último día de una sustitución en un colegio, la cocinera apareció con una gatita de un mes y medio. Preguntó a todo el mundo si la querían adoptar, pero claro nadie quiere una gata vulgar de color negro, así que yo me la llevé por la tarde envuelta en la bata. A mi marido casi le da algo cuando la vio, pues ya era la cuarta que recogía, pero ya no volvió a salir de casa hasta esta mañana...


Nino su amigo del alma montaba guardia delante de la puerta cerrada. Lo sabía, así que le he abierto la puerta y él se ha acercado con cautela, la ha olido mientras movía la cola amistosamente y poco a poco se ha dado la vuelta y se ha marchado estoy segura de que triste, porque ya no volverá a lamerle la cabeza con cariño.





Hace unos meses cuando Olivia me dejó, Bego, una buena amiga de los foros, le dedicó este bonito cuento. Hoy yo se lo dedico a Cloti y a todos aquellos que han perdido una mascota querida:



EL PUENTE DEL ARCO IRIS






Hay un puente que queda entre el Paraíso y la Tierra, y se llama Puente del Arco Iris.Cuando un animal que ha sido especialmente amado por alguien aquí en la Tierra muere, entonces va al Puente del Arco Iris. Allí hay valles y colinas para todos nuestros amigos especiales, para que ellos puedan correr y jugar juntos. Hay mucha comida, agua y sol, y nuestros amigos se encuentran cómodos y al abrigo.


Todos los animales que han estado enfermos o que eran ancianos, recuperan su salud y vigor; aquellos que fueron heridos o mutilados recuperan lo perdido y son fuertes nuevamente, tal como los recordamos en nuestros sueños de días y tiempos pasados. Los animales están felices y contentos, excepto por una pequeña cosa: cada uno de ellos extraña a alguien muy especial, alguien a quien tuvo que dejar atrás. Todos corren y juegan juntos, pero llega un día en que uno de ellos se detiene de repente y mira a la lejanía. Sus brillantes ojos se ponen atentos; su impaciente cuerpo se estremece y vibra. De repente se aleja corriendo del grupo, volando sobre la verde hierba, moviendo sus patas cada vez más y más rápido. Tú has sido avistado, y cuando tú y tu amigo especial finalmente se encuentran, los dos se abrazan en un maravilloso reencuentro, para nunca separarse de nuevo. Una lluvia de besos cae sobre tu rostro; tus manos acarician nuevamente la cabeza amada, y puedes mirar nuevamente a los confiados ojos de tu mascota, tanto tiempo apartada de tu vida, pero nunca ausente de tu corazón.Entonces los dos cruzan el Puente del Arco Iris juntos...

Autor desconocido
NO TE OLVIDARÉ

12 comentarios:

  1. Querida Cotoky, te mando un abrazo con todo cariño y me solidarizo en estos momentos difíciles, pues la partida definitiva de una mascota, independientemente del tamaño real de la misma, crea un vacío muy grande, porque por lo general, cualquier animalito en casa en realidad se convierte en un miembro de la familia y quizás en uno de los más queridos por todos.
    Los gatos negros siempre me han gustado y la tuya era preciosa, así que seguro siempre estará en tus recuerdos y en los de tus seres queridos con todo afecto.
    Un tulipán blanco para ella de parte de mi perrita Iris y de parte mía un beso y otro abrazo más desde las tierras bajas y las dunas.

    ResponderEliminar
  2. Amiga Cotoky. Desde aquí, un tanto lejos, te mando un beso cariñoso esperando que te alivie un poco el alma. Estos pequeños compañero son grandes de corazón, como digo siempre, a menudo son los mejores "humanos" que existen. Seguro que Bego tiene razón y existe un cielo para ellos, quién sabe?, quizás sea un solo cielo para todos.
    Un besote. loli

    ResponderEliminar
  3. Hola Dolors siento lo de tu cloty, la verdad es que parece mentira el dolor que producen cuando nos dejan nuestras queridas mascotas, ánimo guapa y el cuento me ha parecido precioso.Un beso
    Mª Angeles

    ResponderEliminar
  4. Es normal que estes muy triste, todo el mundo que ha perdido alguna mascota puede comprenderte, pero piensa , ¿cuantas personas hubiesen querido tener la vida que le diste a ese animal?

    besos y ánimo

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias chicas, vuestras palabras me consuelan mucho.

    ResponderEliminar
  6. Dolors, se lo que sientes hace 5 años perdí a mi gatita Mumuna. La habiamos recogido con mi marido cuando nos casamos estaba abandonada. Vio nacer a mis hijas, siempre presente en nuestras vidas,siempre fiel a nuestro lado durante 15 años. tantos recuerdos se me acumulan... Después de tanto tiempo aún me pongo triste cuando pienso en ella y pienso bastante a menudo. Muy bonito el poema, yo creo que otro día nos volveremos a encontrar con los seres queridos que nos han dejado aunque sean mascotas. Un fuerte abrazo y piensa lo feliz que ha sido con vosotros durante estos años.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tus palabras Nuri, mi marido también lo dice, que tuvo una buena vida, y es cierto se pasaba el día comiendo, durmiendo con Nino y cazando moscas je je

    ResponderEliminar
  8. Lo siento mucho Dolors.
    Imagino lo que debes estar sufriendo y no hay palabras que te consuelen.
    Se les quiere tanto.
    Solo quien ha compartido parte de su vida con una mascota sabe la felicidad que te aportan y el dolor que te dejan.
    Quédate con los buenos recuerdos y piensa que fue feliz gracias a ti.
    Seguro que desde el prado donde espera cruzar algún día el Puente del Arco Iris, tu Cloti te recuerda, te agradece la vida que le diste y no quiere verte sufrir.
    Un abrazo muy fuerte, guapa.
    Sonia.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Sonia, se que me comprendes porque tu también eres una gran amante de los animales.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las gatitas, pero nunca he tenido ninguna, espero que ella tampoco te olvide a tí.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  11. Cotokyyyyy!!!! Joooooooooooooo
    Lo siento muchisimo, ¡¡Cachis la mar!! ...Que pena da que se mueran las mascotas ...Con el cariño que se las coge
    He estado fuera, de campamento 12 días, y no me habia enterado de lo de tu gata, hasta que has ido a visitarme para animarme por lo de mi Michifú...
    ¡¡que le vamos a hacer !!
    Dar gracias por los buenos ratos que nos hicieron pasar!! Ha sido un privilegio contar con nuestros gatos!!Un regalazo de la vida

    ResponderEliminar
  12. Gracias chicas, ahora es mi hijo el que la echa de menos porque todas las mañanas iba a despertarlo, en fin que ahora me toca mimar al último de la tribu para que nos dure muchos años más, aunque ya tiene 14 añazos...

    ResponderEliminar